Los Gladiadores lograron un tremendo empate en el debut mundialista

La Selección argentina de handball masculina igualó 26:26 ante Hungría en el debut del Mundial Alemania-Dinamarca con Pablo Simonet como MVP. El domingo, se enfrentará a Suecia, desde las 13.30, por la segunda fecha del grupo D.

Quizás la sensación que quedo fue que se podía haber ganado, pero si se analiza todo el cotejo, es un punto importante porque también se podría haber escapado en la última jugada y el gusto iba a saber peor. Además, con el contexto de las ausencias de Diego Simonet, Federico Pizarro, Pablo Vainstein y con jugadores tocados se debe mirar el lado positivo. Punto histórico.

Argentina arrancó el primer tiempo con desatenciones que lo dejaron 5-0 abajo y fue tan duro que a los diez minutos Manolo Cadenas pidió time out para aclarar conceptos. Ese lapso dejo en el partido un comienzo arrasador de los húngaros, pero también cuatro desvíos de Mikler, arquero de dicha Seleccón.

Con el correr de los minutos, el elenco nacional descontó a través de Lucas Moscariello, autor de los primeros tres tantos, que avisó que Argentina se metía en el partido (6-3). El conjunto nacional se desplegó en cancha y le jugó de igual a igual todo el encuentro; inclusive, logró ponerse uno abajo 9-8 con una sutileza de rosca de Pablo Simonet.

Luego, Argentina jugó con uno menos por dos minutos (afuera Sebastián Simonet) y con el marcador 11-9 en contra. Sin embargo, la Selección no cedió y colocó todo 12-10, aunque, todo culmino 13-10 la primera etapa.

En el segundo tiempo, el equipo de Cadenas salió a jugarle como en la primera parte, pero esta vez con más atención. El cotejo fue de ida y vuelta, con un gran rendimiento colectivo; igualar el marcador ya fue una confirmación de lo que podía llegar a pasar: atajadón de Maciel para que Fede Fernández coloque los 15 iguales. Desde ahí fue palo por palo.

La exclusión de Ignacio Pizarro impulsó al entrenador de Hungría a pedir time out para la siguiente jugada que le iba a permitir poner el encuentro 21 a 21. Mientras tanto que Matías Schulz desvió un penal clave para mantener las aspiraciones en el match. Los minutos finales fueron cruciales porque Mikler dijo presente para dejarle la última pelota del partido a su seleccionado, pero una perdida con el tiempo cumplido hizo que Argentina sume un punto importante ante una potencia europea.

Por: Lautaro Domínguez

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s