La maldición del Balón de Oro

Cristiano Ronaldo, actual Balón de Oro, amplió la lista de futbolistas ganadores del máximo galardón que no lograron levantar la Copa del Mundo al siguiente año. El portugués es el único que tuvo doble oportunidad.

La Maldición del campeón defensor que se va en primera ronda en un Mundial es increíble, pero hay una mucho más inquietante que viene teniendo una perfecta efectividad desde su inicio.

Todos los jugadores que participaron de la Copa del Mundo desde 1958 y que fueron poseedores del premio el año anterior nunca pudieron ser campeones. El máximo premio individual de este deporte se entrega desde 1956 por la revista France Football y, aunque tiene Campeones Mundiales en su larga lista, ha sido una maldición para el ganador reinante que fue a disputar con su selección la máxima cita del deporte Madre.

Los brasileros Ronaldo y Ronaldinho, por ejemplo, fueron Balón de Oro y campeones del mundo, pero no en la misma temporada. El Fenómeno ganó el galardón en 1997 y fue a disputar la copa de Francia 1998 con Brasil, dónde se quedó en las puertas de la gloria al perder la final con los anfitriones. En 2002 se tomó revancha y luego fue elegido otra vez como el mejor jugador de un año calendario.

Lo mismo sucedió con el ex Barcelona, que obtuvo el Balón de Oro tres años después de triunfar en el Mundial Corea y Japón 2002. Pero Ronaldinho no pudo llegar a la cima de Alemania 2006 habiendo sido ganador Balón de Oro meses antes.

Esta maldición empezó en 1957 cuando Alfredo di Stéfano (ganador del Balón de Oro en ese año) no pudo ni siquiera ir al Mundial de Suecia 1958 con España, al quedar afuera con Escocia en la clasificación previa.

En 1961 fue el turno de otro argentino con nacionalidad europea, pero italiana. Omar Sívori fue a disputar con La Azzurra la copa de Chile 1962 siendo el mejor jugador europeo (hasta 2009, France Football solo entregaba el premio a futbolistas que jugaban en el viejo continente) del año anterior. Los tanos se volvieron a casa temprano, quedando eliminados en la fase de grupos que compartieron con los locales, Alemania Occidental y Suiza.

El patrón se siguió repitiendo con el luso Eusebio Da Silva (Balón de Oro 1965) en Inglaterra 1966, el italiano Gianni Rivera (1969) en México 1970, el holandés Johan Cruyff (1973) en Alemania 1974, el danés Allan Simonsen (1977) en Argentina 1978, el alemán Karl-Heinz Rummenigge (1981) en España 1982, Michel Platini (1985) en México 1986, Marco Van Basten (1989) en Italia 1990, el tano Roberto Baggio (1993) en Estados Unidos 1994, Michael Owen (2001) en Corea y Japon 2002, Lionel Messi (2009) en Sudáfrica 2010 y Cristiano Ronaldo (2013 y 2017) en Brasil 2014 y Rusia 2018.

 

Brian Crowe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s